DOMINICA (69 of 112)
Las últimas estimaciones para las necesidades de recuperación indican que los costos superan los US$ 5.000 millones. Foto: Michael Atwood/PNUD

Tomando en consideración las necesidades urgentes que tienen los países afectados por los huracanes Irma y María, la Conferencia de Alto Nivel CARICOM-ONU: creación de una comunidad más resiliente al clima" movilizó una amplia alianza para apoyar los esfuerzos de reconstrucción, incluso por medio de más de US$ 1.3 mil millones en promesas y más de US$ 1.000 millones en préstamos y alivios de la deuda.

El apoyo proveniente de casi 400 altos representantes de gobiernos, organizaciones multilaterales y de la sociedad civil, y el sector privado se reunieron hoy en la Sede de la ONU con los Secretarios Generales de las Naciones Unidas y de la Comunidad del Caribe (CARICOM) para ayudar a que los países puedan "reconstruirse mejor" en tanto que primeros países resilientes al clima del mundo.

Las últimas estimaciones para las necesidades de recuperación indican que los costos superan los US$ 5 mil millones. En algunos casos, el impacto equivale a 3,5 veces el Producto Interno Bruto (PIB) de los países, como en el caso de las Islas Vírgenes Británicas. Los principales sectores económicos del turismo y la agricultura se vieron muy afectados, según las evaluaciones hechas públicas durante la conferencia, que fue organizada por la Comunidad del Caribe (CARICOM) con el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con la colaboración de otros organismos de la ONU.

"La magnitud de la reconstrucción requerirá niveles significativos de financiación, que no somos capaces de generar. Los países están muy endeudados y tienen un menor acceso a la financiación al ser países de renta media", dijo el Secretario General de la CARICOM, Irwin LaRocque. "La labor de reconstrucción está más allá de nuestro alcance."

"Los países del Caribe necesitan ayuda para reconstruir y tomar acciones eficaces relativas al clima. Necesitamos una nueva generación de infraestructuras conscientes de los riesgos con el fin de respaldar las economías, comunidades y medios de vida resilientes", dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Ciertas islas vulnerables al clima fueron totalmente destruidas, como Barbuda, la más pequeña del Estado de dos islas de Antigua y Barbuda, y Dominica, al haber sufrido profundos impactos sociales, económicos y ambientales. Otras islas que se vieron muy afectadas fueron Anguila, las Islas Vírgenes Británicas, las Bahamas y las Islas Turcas y Caicos. Haití y Saint Kitts y Nevis también sufrieron daños. Sint Maarten/San Martín, Cuba, la República Dominicana y Puerto Rico fueron igualmente afectada s.

"El cambio climático no es un asunto teórico para las personas en el Caribe. Esa realidad se vive a diario. Nuestros sentimientos y buenos deseos no serán suficientes. Solo nuestros mensajes de solidaridad no bastarán. Ahora es para nosotros el momento de pasar a la acción", dijo el Presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajčák.

En Barbuda los daños superaron los US$ 130 millones y el costo de la recuperación excede los US$ 220 millones, según la última evaluación post-Irma. El sector del turismo, que es crucial para la economía de Antigua y Barbuda ya que representa casi el 60 por ciento del PIB, se vio muy afectado, con pérdidas del 76 por ciento.  

“El cambio climático va más allá de las fronteras de un país, su tamaño o religión de su población. Este problema repercute a todos, pero los países más pequeños, vulnerables y pobres son los más afectados”, dijo el Primer Ministro Antigua y Barbuda, Gaston Browne. “Los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo nunca alcanzarán los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a no ser que dispongan de fondos para las comunidades resilientes al clima”.

En Dominica, el huracán María destruyó el progreso logrado en décadas en materia de desarrollo, habiendo impactado más del 200 por ciento del PIB de este Estado insular. Los niveles de pobreza corren el riesgo de sobrepasar el 60 por ciento. Casi el 60 por ciento de los daños lo sufrieron las infraestructuras de viviendas y transportes, y los costos de la recuperación se estiman alrededor de los US$ 1.3 mil millones.

“Nuestro objetivo es reconstruir Dominica y lograr que sea el primer país resiliente al clima del mundo”, dice el Primer Ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit. “Es una cuestión existencial para nosotros; es la única vía posible.”

Respondiendo a las necesidades urgentes, se comprometieron más de US$ 1,35 mil millones por socios establecidos y otros nuevos, destacando la importancia de la Cooperación Sur-Sur—en la región y más allá de ella. Los montos estimados son (en dólares): 702 millones de los Países Bajos; 352 millones de la Unión Europea; 140 millones del Banco Mundial; 78 millones de Canadá; 30 millones de China; 27 millones de México; 12 millones de Italia; 4.3 millones de los Estados Unidos; 4 millones de Japón; 1 millón de Kuwait; 2 millones de India; 1 millón de Venezuela; 1.2 millones de Bélgica; 1 millón de Chile; 500.000 de Dinamarca; 300.000 de Colombia; 250.000 de Haití; 250.000 de Nueva Zelanda; 200.000 de Brasil; 150.000 de Kazakstán; 100.000 de Rumania; 100.000 de Portugal y 20.000 de Serbia.

Además, el Banco Interamericano de Desarrollo prometió $ 1.000 millones en préstamos, mientras Italia ofreció 30 millones en préstamos blandos. Asimismo, Venezuela perdonó US$ 1 millón en deudas para un Caribe más resiliente.

Si desea más información o desea descargar los documentos de la conferencia: http://resilientcaribbean.caricom.org

Para preguntas de la prensa: En Nueva York: Carolina Azevedo, Comunicaciones Regionales, PNUD en América Latina y el Caribe, Carolina.azevedo@undp.org,  | En Guyana/CARICOM: Kendol. Morgan, Dependencia de Comunicaciones, CARICOM, kendol.morgan@caricom.org

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe